martes, 29 de julio de 2014

Lección 05 | Reavivamientos Emotivos y Falsos


Siempre hay una clase de gente que está dispuesta a escaparse por alguna tangente, que desea aprehender (aferrar) algo extraño, maravilloso y nuevo; pero Dios desea que todos nos movamos con calma y consideración, eligiendo nuestras palabras en armonía con la verdad sólida para este tiempo. La verdad debiera presentarse a la mente tan libre como sea posible de lo que es emocional, pero al mismo tiempo con la intensidad y solemnidad que corresponden a su carácter. Debemos tener cuidado de no estimular a los extremistas, los que están propensos a ir al fuego o al agua” (Evangelismo, p. 443).

1.....¿Qué está profetizado en relación a la aparición de profetas falsos que incluso realizarán señales y milagros? ¿Qué falso reavivamiento religioso arrasará al mundo en los últimos días?
Mateo 24:24.- Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.
Deuteronomio 13:1-3, primera parte.- Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños
Vi que Dios tiene hijos sinceros entre los adventistas nominales y las iglesias caídas, y antes que sean derramadas las plagas, los ministros y la gente serán invitados a salir de esas iglesias y recibirán gustosamente la verdad. Satanás lo sabe; y antes que se dé el fuerte pregón del tercer ángel, despierta excitación en aquellas organizaciones religiosas, a fin de que los que rechazaron la verdad piensen que Dios los acompaña. Satanás espera engañar a los sinceros e inducirlos a creer que Dios sigue obrando en favor de las iglesias(Primeros Escritos, pág. 261).

2.....Cuando el verdadero reavivamiento de Dios sea necesario, ¿qué hará Satanás? ¿Cómo serán sus engaños?
2 Corintios 11:13-15.- Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.
Antes que los juicios de Dios caigan finalmente sobre la tierra, habrá entre el pueblo del Señor un avivamiento de la piedad primitiva, cual no se ha visto nunca desde los tiempos apostólicos. El Espíritu y el poder de Dios serán derramados sobre sus hijos. Entonces muchos se separarán de esas iglesias en las cuales el amor de este mundo ha suplantado al amor de Dios y de su Palabra. Muchos, tanto ministros como laicos, aceptarán gustosamente esas grandes verdades que Dios ha hecho proclamar en este tiempo a fin de preparar un pueblo para la segunda venida del Señor. El enemigo de las almas desea impedir esta obra, y antes que llegue el tiempo para que se produzca tal movimiento, tratará de evitarlo introduciendo una falsa imitación…. Allí se manifestará lo que se considerará como un gran interés por lo religioso. Multitudes se alegrarán de que Dios esté obrando maravillosamente en su favor, cuando, en realidad, la obra provendrá de otro espíritu. Bajo un disfraz religioso, Satanás tratará de extender su influencia sobre el mundo cristiano(C.S, pág. 458).

3.....¿Por qué obrarán los fenómenos sobrenaturales en favor de un reavivamiento falso?
Apocalipsis 13:13, 14.- También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.
Pronto aparecerán en el cielo signos pavorosos de carácter sobrenatural, en prueba del poder milagroso de los demonios. Los espíritus de los demonios irán en busca de los reyes de la tierra y por todo el mundo para aprisionar a los hombres con engaños e inducirlos a que se unan a Satanás en su última lucha contra el gobierno de Dios. Mediante estos agentes, tanto los príncipes como los súbditos serán engañados(El Conflicto de los Siglos, pág. 608).

4.....¿Qué modales utilizarán para alcanzar sus metas seductoras con las almas? ¿Es recomendada por el Espíritu del Señor está predicación emocional o sensacionalista?
Mateo 24:11.- Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos.
2 Pedro 2:1, 3.- Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.
Sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos’ (Santiago 1:22). Dejarse llevar por la corriente, y gritar ‘¡Hosanna!’ con la multitud, es fácil. Pero en la tranquilidad de la vida diaria, cuando no hay ninguna excitación o exaltación, llega la prueba de la verdadera cristiandad. Es entonces cuando su corazón se enfría, su celo desfallece y los ejercicios religiosos se vuelven desagradables para usted.
“Sin duda alguna, usted descuida hacer la voluntad de Dios. Cristo dice: ‘Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando’ (Juan 15:14). Ésta es la condición que se nos impone, ésta es la prueba que pone de manifiesto el carácter de las personas. Los sentimientos son a menudo engañosos y las emociones no son una salvaguarda segura; porque son variables y están sujetos a circunstancias externas. Muchos se pierden porque confían en las impresiones de sus sentidos. La clave es: ¿Qué hace por Cristo? ¿Cuáles son sus sacrificios? ¿Y sus victorias? El espíritu soberbio vencido, la tentación de descuidar los deberes resistida, las pasiones subyugadas y una obediencia dispuesta y alegre rendida a la voluntad de Cristo son, de largo, las mayores pruebas de que se es un hijo de Dios, libre de la piedad espasmódica y la religión emocional” (Testimonios para la Iglesia, tomo 4, págs. 186, 187).

5.....¿Qué se dice de los que no pueden controlar sus emociones? ¿Por qué no son confiables las emociones?
Proverbios 25:28.- Como ciudad derribada y sin muro es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda.
Proverbios 16:32.- Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.
La palabra “emoción” no es usada en la Biblia; en su lugar la encontramos expresada como el “espíritu” en el hombre, significando sus sentimientos internos.
Los sentimientos son a menudo engañosos y las emociones no son una salvaguarda segura; porque son variables y están sujetos a circunstancias externas. Muchos se pierden porque confían en las impresiones de sus sentidos(Testimonios para la Iglesia, tomo 4, pág. 187).
La religión no es meramente una emoción, un sentimiento. Es un principio que está entrelazado con todas las tareas diarias y las transacciones de la vida(Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 449).
Satanás induce a las personas a pensar que, porque han experimentado un arrobamiento de los sentimientos, están convertidas. Pero su vida no cambia. Sus actos siguen siendo los mismos de antes. Su vida no muestra buen fruto. Oran frecuente y largamente, y se refieren constantemente a los sentimientos que experimentaron en tal o cual ocasión. Pero no viven la nueva vida. Están engañados. Su experiencia no va más allá de los sentimientos. Edifican sobre arena, y cuando soplan vientos adversos, su casa se derrumba(Mensajes para los Jóvenes, pág. 50).

6.....Al igual que en su primera engaño, ¿a través de qué sentidos, a menudo, controla Satanás la mente?
Génesis 3:6.- Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.
En muchos de los despertamientos religiosos que se han producido durante el último medio siglo, se han dejado sentir, en mayor o menor grado, las mismas influencias que se ejercerán en los movimientos venideros más extensos. Hay una agitación emotiva, mezcla de lo verdadero con lo falso, muy apropiada para extraviar a uno. No obstante, nadie necesita ser seducido. A la luz de la Palabra de Dios no es difícil determinar la naturaleza de estos movimientos. Dondequiera que los hombres descuiden el testimonio de la Biblia y se alejen de las verdades claras que sirven para probar el alma y que requieren abnegación y desprendimiento del mundo, podemos estar seguros de que Dios no dispensa allí sus bendiciones. Y al aplicar la regla que Cristo mismo dio: ‘Por sus frutos los conoceréis’ (Mateo 7:16), resulta evidente que estos movimientos no son obra del Espíritu de Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 308).
El apetito, la belleza y la inteligencia. “La influencia de Satanás se ejerce constantemente sobre los hombres para enajenar los sentidos, dominar la mente para el mal e incitar a la violencia y al crimen. El debilita el cuerpo, obscurece el intelecto y degrada el alma. Siempre que los hombres rechacen la invitación del Salvador, se entregan a Satanás. En toda ramificación de la vida, en el hogar, en los negocios y aun en la iglesia, son multitudes los que están haciendo esto hoy. Y a causa de esto la violencia y el crimen se han difundido por toda la tierra; las tinieblas morales, como una mortaja, envuelven las habitaciones de los hombres(El Conflicto de los Siglos, pág. 517).

7.....¿Qué se destacará y qué faltará en los últimos días?
2 Timoteo 3:1, 5.- También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.
Mateo 7:21- No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Lucas 6:46.- ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?
No hemos de decir solamente: ‘Yo creo’, sino practicar la verdad. Conformándonos a la voluntad de Dios en nuestras palabras, nuestro comportamiento y carácter, es como probamos nuestra relación con Él. Cuando alguien renuncia al pecado, que es la trasgresión de la ley, su vida será puesta en conformidad con la ley, en perfecta obediencia. Esta es la obra del Espíritu Santo…. La línea de demarcación será clara entre los que aman a Dios y guardan sus mandamientos, y aquellos que no le aman y desprecian sus preceptos” (Testimonios para la Iglesia, tomo 6, pág. 97).

8.....¿Qué métodos, usados en falsos reavivamientos, Dios no aprueba?
Amós 5:23.- Quita de mí la multitud de tus cantares, pues no escucharé las salmodias de tus instrumentos.
Esas mismas cosas que habéis explicado que ocurrían en Indiana, el Señor me ha mostrado que volverían a ocurrir justamente antes de la terminación del tiempo de gracia. Se manifestará toda clase de cosas extrañas. Habrá vocerío acompañado de tambores, música y danza. El juicio de algunos seres racionales quedará confundido de tal manera que no podrán confiar en él para realizar decisiones correctas. Y a esto consideran la actuación del Espíritu Santo.
El Espíritu Santo nunca se manifiesta en esa forma, mediante ese ruido desconcertante. Esto constituye una invención de Satanás para ocultar sus ingeniosos métodos destinados a tornar ineficaz la pura, sincera, elevadora, ennoblecedora y santificadora verdad para este tiempo…. El ruido desconcertante aturde los sentidos y desnaturaliza aquello que, si se condujera en la forma debida, constituiría una bendición. El influjo de los instrumentos satánicos se une con el estrépito y el vocerío, con lo cual resulta un carnaval, y a esto se lo denomina la obra del Espíritu Santo. “No debería estimularse esta clase de culto(Mensajes Selectos, tomo 2, págs. 41, 42).

9.....¿Qué cambio debe ocurrir en la mente de una persona antes de apreciar las demandas del cielo?
Romanos 12:2.- No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
Las mentes de muchos se rebajan tanto que le impiden a Dios trabajar en favor de ellos o con ellos. Antes que puedan apreciar las demandas de Dios, la corriente de sus pensamientos debe cambiar y se deben despertar sus sensibilidades morales(Consejos Sobre la Salud, pág. 21).
Toda verdadera reforma comienza con la purificación del alma. Es gracias al lavacro de la regeneración y a la renovación de la mente por medio del poder del Espíritu Santo, como se opera un cambio en la vida(Manuscrito 95, 1903).
Al contemplar a Cristo, nos transformamos. Si la mente se espacia en forma constante en las cosas temporales, éstas llegan a absorberlo todo y afectan al carácter, de modo que la gloria de Dios se pierde de vista y se olvida. Las oportunidades que están al alcance de ellos para llegar a ser versados en las cosas celestiales, se pasan por alto. Muere la vida espiritual. El Señor dice que tales obreros: ‘Son dados a ídolos; dejadlos…’ ” (Hijos e Hijas de Dios, pág. 107).

10..¿Qué es lo único que puede mantener al cristiano sin caer ante los engaños de los últimos días?
2 Pedro 1:10.- Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.
1 Corintios 10:12.- Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.
El bienestar de vuestra alma, y vuestra eterna felicidad, dependen de que vuestro fundamento esté afirmado en Cristo. Mientras algunos se van detrás de los placeres terrenales, id vosotros detrás de la seguridad absoluta del amor de Dios, mientras clamáis sincera y fervientemente: ‘¿Quién podrá mostrarme cómo asegurar mi vocación y elección?’ Una de las señales de los últimos días es que los profesos cristianos son más amadores de los placeres que de Dios. Sed leales con vuestra propia alma. Examinaos cuidadosamente. Cuán pocos, después de un detenido examen, pueden dirigir su mirada al Cielo para decir: ‘¡No soy uno de ésos! ¡No soy más amador de los placeres que de Dios!’ Cuán pocos pueden decir: ‘¡Estoy muerto al mundo…’ ” (Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 131).