viernes, 23 de septiembre de 2016

Lección 13 | El Pueblo de Dios en el Mundo, pero No del Mundo


“Por su propio ejemplo el Salvador ha demostrado que sus seguidores pueden estar en el mundo y con todo, no ser del mundo. No vino para participar de sus ilusorios placeres, para dejarse influir por sus costumbres y seguir sus prácticas, sino para hacer la voluntad de su Padre, para buscar y salvar a los perdidos. Con este propósito, el cristiano puede permanecer sin contaminación en cualquier circunstancia. No importa su situación o condición, sea exaltada o humilde, manifestará el poder de la religión verdadera en el fiel cumplimiento del deber”. (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 373).

SEPARADOS DEL MUNDO
1.....¿Cómo Dios caracteriza a su pueblo? ¿Qué manda Él?
Deuteronomio 14:2.- Porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios, y Jehová te ha escogido para que le seas un pueblo único de entre todos los pueblos que están sobre la tierra.
Éxodo 20:2, 3.- (2) Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. (3) No tendrás dioses ajenos delante de mí.
Mateo 6:24.- Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
Los cristianos deben mantenerse distintos y separados del mundo, de su espíritu y de su influencia. Dios tiene pleno poder para guardarnos en el mundo, pero no debemos formar parte de él. El amor de Dios no es incierto ni fluctuante. Él vela siempre sobre sus hijos con un cuidado inconmensurable. Pero requiere una fidelidad indivisa. ‘Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o se llegará al uno y menospreciará al otro: no podéis servir a Dios y a Mammón.’ Mateo 6:24”. (Profetas y Reyes, pág. 42).

2.....¿Cuál es una de las formas principales para entrampar al pueblo de Dios? ¿Por qué esto funciona también para él?
Santiago 4:4.- ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.
1 Juan 2:15, 17.- (15) No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él(17) Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.
Dios había separado a los israelitas de todas las demás gentes, para hacer de ellos su propio tesoro. Pero ellos, despreciando este alto honor, desearon ansiosamente imitar el ejemplo de los paganos. Y aun hoy subsiste entre los profesos hijos de Dios el deseo de amoldarse a las prácticas y costumbres mundanas. Cuando se apartan del Señor, se vuelven codiciosos de las ganancias y los honores del mundo. Los  cristianos están constantemente tratando de imitar las prácticas de los que adoran al Dios de este mundo. Muchos alegan que al unirse con los mundanos y amoldarse a sus costumbres se verán en situación de ejercer una influencia poderosa sobre los impíos. Pero todos los que se conducen así se separan con ello de la Fuente de toda fortaleza. Haciéndose amigos del mundo, son enemigos de Dios. Por amor a las distinciones terrenales, sacrifican el honor inefable al cual Dios los ha llamado, el de manifestar las alabanzas de Aquel que nos ‘ha llamado de las tinieblas a su luz admirable(1 Pedro 2:9)”. (Patriarcas y Profetas, pág. 657).
Nunca manifiesta el hombre mayor insensatez que cuando sacrifica la fidelidad y el honor que debe a Dios a fin de ser aceptado y reconocido en el mundo. Cuando nos colocamos donde Dios no puede cooperar con nosotros, nuestra fuerza se trueca en debilidad”. (Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 146).

LA INSTRUCCIÓN DE DIOS DE GUARDAR A SU PUEBLO DEL PELIGRO
3.....¿Qué peligro enfrentan aquellos que se unen con el mundo y lo imitan?
Mateo 16:26.- Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?
Marcos 8:36.- Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?
Existe un peligro constante de que los que profesan ser cristianos lleguen a pensar que a fin de ejercer influencia sobre los mundanos, deben con formarse en cierta medida al mundo. Sin embargo, aunque una conducta tal parezca ofrecer grandes ventajas, acaba siempre en pérdida espiritual. El pueblo de Dios debe precaverse estrictamente contra toda influencia sutil que procure infiltrarse por medio de los halagos provenientes de los enemigos de la verdad. Sus miembros son peregrinos y advenedizos en este mundo, y recorren una senda en la cual les acechan peligros. No deben prestar atención a los subterfugios ingeniosos e incentivos seductores destinados a desviarlos de su fidelidad. “No son los enemigos abiertos y confesados de la causa de Dios los que son más de temer”. (Profetas y Reyes, pág. 417).

4.....¿Qué instruyó el Señor a su pueblo para su protección?
Deuteronomio 7:2-4.- (2) Y Jehová tu Dios las haya entregado delante de ti,… no harás con ellas alianza, ni tendrás de ellas misericordia. (3) Y no emparentarás con ellas; no darás tu hija a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo. (4) Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de Jehová se encenderá sobre vosotros, y te destruirá pronto.
Romanos 12:2.- No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
2 Corintios 6:14-16.- (14) No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas(15) ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo(16) ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.
“Los principios presentados en el libro de Deuteronomio para la instrucción de Israel deben ser seguidos por el pueblo de Dios hasta el fin del tiempo. La verdadera prosperidad depende de que continuemos fieles a nuestro pacto con Dios. Nunca podemos correr el riesgo de sacrificar los principios aliándonos con los que no le temen”. (Profetas y Reyes, pág. 417).
Nunca debe el pueblo de Dios aventurarse en terreno prohibido. El casamiento entre creyentes e incrédulos ha sido prohibido por Dios…”. “Los que profesan la verdad pisotean la voluntad de Dios al casarse con incrédulos; pierden su favor y hacen obras amargas, de las que habrán de arrepentirse. La persona incrédula puede poseer un excelente carácter moral; pero el hecho de que no haya respondido a las exigencias de Dios y haya descuidado una salvación tan grande, es razón suficiente para que no se verifique una unión tal”. (El Hogar Cristiano, pág. 54).
Aun en las relaciones comerciales, no podemos, sin que esto afecte los principios, relacionarnos con aquellos que no son leales a Dios. Lo que una parte considera prohibido por su conciencia, la otra lo permite. Y esto no sólo en relación con asuntos religiosos, sino también en las transacciones comerciales”. (Historical Sketches of the Foreign Missions of the Seventh-day Adventists, págs. 215, 216; Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 181).

5.....¿Qué consejo firme da el Señor?
Isaías 52:11.- Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.
Hechos 2:40.- Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.
2 Corintios 6:17, 18.- (17) Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, (18) Y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.
“Por sus relaciones con los idólatras y la participación que tuvieron en sus festines, los hebreos fueron inducidos a violar la ley de Dios, y atrajeron sus juicios sobre toda la nación. Así también ahora Satanás obtiene su mayor éxito, en lo que se refiere a hacer pecar a los cristianos, cuando logra inducirlos a que se relacionen con los impíos y participen en sus diversiones. ‘Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo(2 Corintios 6:17). Dios exige hoy de su pueblo que se mantenga tan distinto del mundo, en sus costumbres, hábitos y principios, como debía serlo el antiguo Israel. Si siguen fielmente las enseñanzas de su Palabra, existirá esta distinción; no podrá ser de otra manera”. (Patriarcas y Profetas, pág. 489).
El mundo está entregado a la sensualidad. ‘La concupiscencia dela carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vidagobiernan las masas del pueblo. Pero los discípulos de Cristo son llamados a una vida santa. ‘Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo’. A la luz de la Palabra de Dios, se justifica el aserto de que la santificación que no produce este completo  desprendimiento de los deseos y placeres pecaminosos del mundo, no puede ser verdadera”. (El Conflicto de los Siglos, pág. 467).

6.....¿Por qué Dios enfatiza la importancia de que su pueblo esté separado del mundo?
1 Pedro 1:14-16.- (14) Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; (15) sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; (16) porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.
Levítico 20:24, 26.- (24) Pero a vosotros os he dicho: Vosotros poseeréis la tierra de ellos, y yo os la daré para que la poseáis por heredad, tierra que fluye leche y miel. Yo Jehová vuestro Dios, que os he apartado de los pueblos(26) Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová  soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos.
Números 23:9.- Porque de la cumbre de las peñas lo veré, y desde los collados lo miraré; he aquí un pueblo que habitará confiado, y no será contado entre las naciones
Cristo invita a todos a reflexionar. Haced cálculos honrados. Poned en un platillo de la balanza a Jesús, que significa tesoro eterno, vida, verdad, cielo, y gozo de Cristo en las almas redimidas; poned en el otro todas las atracciones que el mundo pueda ofrecer. En un platillo de la balanza poned la pérdida de vuestra propia alma y de las almas de aquellos para cuya salvación podríais haber sido un instrumento; en el otro, para vosotros y para ellos, una vida que se mide con la vida de Dios. Pesad para el tiempo y la eternidad. Mientras estáis así ocupados, Cristo habla: ‘¿Qué aprovecha al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?’”. (Mensajes Para los Jóvenes, pág. 127).

TRABAJO EN EL MUNDO PARA SALVAR ALMAS
7.....Sin embargo, mientras estamos separados del mundo, ¿qué privilegio y responsabilidad especial tiene el pueblo de Dios?
Juan 17:16, 17.- (16) No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. (17) Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
Mateo 5:16.- Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
Hay un enorme abismo entre el hombre mundano y aquel que sirve fielmente a Dios. Sus pensamientos, simpatías y sentimientos no armonizan en lo que atañe a los temas más importantes: Dios, la verdad y la eternidad…”. “Pero debemos tener cuidado de no dejarnos dominar por un espíritu de fanatismo e intolerancia. No debemos apartarnos de los demás con una actitud que diga: ‘No te acerques a mí; yo soy más santo que tú’. No se aleje de sus semejantes, sino que procure impartirles la preciosa verdad que ha bendecido su propio corazón. Demuestre que la suya es la religión del amor…”. “Pero si somos cristianos y tenemos el espíritu de Aquel que murió para salvar a los hombres de sus pecados, amaremos las almas de nuestros semejantes lo suficiente como para contrarrestar sus placeres pecaminosos mediante nuestra presencia o nuestra influencia. No podemos aprobar su conducta asociándonos con ellos y participando en sus fiestas y en sus concilios, donde Dios no está presente. Tal conducta, en lugar de ser un beneficio para ellos, logrará únicamente poner en duda la realidad de nuestra religión. Si actuásemos en esa forma, seríamos luces falsas, y con nuestro ejemplo llevaríamos a las almas hacia la ruina”. (Mensajes Selectos, tomo 2, pág. 145, 146).

PARA UN ESTUDIO ADICIONAL
“Me dirijo a los miembros de las iglesias de toda Asociación: Destacaos como separados y distintos del mundo, como personas que están en el mundo, pero que no son de él, y reflejad los brillantes rayos del Sol de justicia, siendo puros, santos y sin contaminación, haciendo brillar con fe la luz en todos los caminos y veredas de la tierra” (Testimonios para la Iglesia, tomo 6, pág. 435).
Mensajes para los Jóvenes, págs. 126-129, 79, 80.
Testimonios para la Iglesia, tomo 5, págs. 504, 505, 194, 195.