sábado, 25 de julio de 2015

Lección 05 | El origen del hombre


“Puesto que el libro de la naturaleza y el de la revelación llevan el sello de la misma Mente maestra, no pueden sino hablar en armonía. Con diferentes métodos y lenguajes, dan testimonio de las mismas grandes verdades. La ciencia descubre siempre nuevas maravillas, pero en su investigación no obtiene nada que, correctamente comprendido, choque con la revelación divina. El libro de la naturaleza y la palabra escrita se alumbran mutuamente. Nos familiarizan con Dios al enseñarnos algo de las leyes por las cuales Él obra(La Educación, pág. 124).

LA CREACIÓN DE LA TIERRA
1.....En contradicción total a las ideas evolucionistas, ¿Qué claro testimonio es dado acerca de la obra de Dios al crear la tierra?
Génesis 1:1.- En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
Nehemías 9:6.- Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran.
Jeremías 32:17.- ¡Oh Señor Jehová! he aquí que tú hiciste el cielo y la tierra con tu gran poder, y con tu brazo extendido, ni hay nada que sea difícil para ti.
“Sin embargo, algunas deducciones sacadas erróneamente de hechos observados en la naturaleza, han hecho suponer que existe un conflicto entre la ciencia y la revelación, y, en los esfuerzos hechos para restaurar la armonía, se han adoptado interpretaciones de las Escrituras que minan y destruyen la fuerza de la Palabra de Dios. Se ha creído que la geología contradice la interpretación literal del relato mosaico de la creación. Se pretende que se requirieron millones de años para que la tierra evolucionara del caos, y a fin de acomodar la Biblia a esta supuesta revelación de la ciencia, se supone que los días de la creación han sido vastos e indefinidos períodos que abarcan miles y hasta millones de años. “Semejante conclusión es enteramente innecesaria” (La Educación, pág. 124).
La Sagrada Escritura no reconoce largos períodos en los cuales la tierra fue saliendo lentamente del caos(Patriarcas y Profetas, pág. 103).
La Biblia es la más instructiva y comprensiva historia que haya sido dada alguna vez al mundo. Sus páginas sagradas contienen el único relato auténtico de la creación. Allí contemplamos el poder que ‘que extendió los cielos y fundó la tierra’. En ella tenemos una historia verídica de la raza humana, una que no está estropeada por el prejuicio o el orgullo humano” (Fundamentals of Christian Education, págs. 84, 85).

2.....¿Cómo vino el mundo a existencia? ¿Qué clara refutación de las extensas edades geológicas encontramos en las Santas Escrituras?
Salmos 33:6-9; 148:4, 5.- (6) Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca. (7) Él junta como montón las aguas del mar; Él pone en depósitos los abismos. (8) Tema a Jehová toda la tierra; teman delante de Él todos los habitantes del mundo. (9) Porque Él dijo, y fue hecho; Él mandó, y existió(4) Alabadle, cielos de los cielos, y las aguas que están sobre los cielos. (5) Alaben el nombre de Jehová; porque Él mandó, y fueron creados.
Hebreos 11:3.- Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.
2 Pedro 3:5.- Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste.
En la formación de nuestro mundo Dios no estuvo sujeto a sustancia o materia preexistentes. ‘De modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía(Hebreos 11:3). Por el contrario, todas las cosas, materiales o espirituales, aparecieron por la voz del Señor Jehová, y fueron creadas para cumplir los propósitos de Él. Los cielos y toda su hueste, la tierra y todas las cosas que en ella hay, no son sólo obra de su mano; llegaron a la existencia por el aliento de su boca(Alza tus Ojos, pág. 338).

LOS DÍAS DE LA CREACIÓN
3.....¿Qué enseñanza reiteran varios versículos de la Biblia en cuanto a la duración de los días de la creación? ¿Cuál es la conclusión natural que se desprende de la afirmación que cada día de la creación estuvo compuesto por una tarde y una mañana, o sea, por una noche y un día?
Génesis 1:5, 8, 13, 19, 23, 31.- (5) Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día(8) Y llamó Dios a la expansión Cielos. (13) Y fue la tarde y la mañana el día segundo(19) Y fue la tarde y la mañana el día tercero… (23) Y fue la tarde y la mañana el día cuarto… Y fue la tarde y la mañana el día quinto… (31) Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.
Acerca de cada día de la creación, las Santas Escrituras declaran que consistía en una tarde y una mañana, como todos los demás días que siguieron desde entonces. Al fin de cada día se da el resultado de la obra del Creador. Y al terminar la narración de la primera semana se dice: ‘Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados’ (Génesis 2:4). Pero esto no implica que los días de la  creación fueron algo más que días literales
“‘Por cuanto el Señor en seis días hizo el cielo, y la tierra, y el mar, y todas las cosas que hay en ellos, y descansó en el día séptimo: por esto bendijo el Señor el día sábado, y le santificó (Éxodo 20:11). Esta razón resulta  plausible cuando entendemos que los días de la creación son literales. Los primeros seis días de la semana fueron dados al hombre para su trabajo, porque Dios empleó el mismo período de la primera semana en la obra de la creación” (Patriarcas y Profetas, págs. 103, 102).

4.....¿Se hace referencia a los días de la creación en otra sección de las Sagradas Escrituras? ¿Hay en ella indicación alguna que sugiera los días de la creación más largos que un día normal?
Éxodo 20:11; 31:17 up.- (20:11) Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó. (31:17) Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.
La filosofía humana declara que para la creación del mundo se destinó un período indefinido de tiempo. ¿Presenta Dios el asunto en esta forma? No; Él dice: ‘Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días [no seis períodos indefinidos de tiempo; porque entonces no habría manera posible en que el hombre pudiera observar el día especificado en el cuarto mandamiento] hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó’. Leed, os ruego, con cuidado el quinto capítulo de Deuteronomio. Dios dice de nuevo: ‘Acuérdate [no olvides] del día del reposo para santificarloPorque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó’ ” (Testimonios para los Ministros, pág. 135).

JUSTICIA PROVISTA
5.....Dado que el primer séptimo día fue un día de descanso, ¿es plausible que ese sábado haya durado más que cualquier otro día? ¿Es acaso imaginable que Adán haya descansado por miles de años?
Génesis 2:1-3.- (1) Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. (2) Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. (3) Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.
Marcos 2:27 pp.- También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre...
Así como el sábado, la semana se originó al tiempo de la creación, y fue conservada y transmitida a nosotros a través de la historia bíblica. Dios mismo dio la primera semana como modelo de las subsiguientes hasta el fin de los tiempos. Como las demás, consistió en siete días literales. Se emplearon seis días en la obra de la creación; y en el séptimo, Dios reposó y luego bendijo ese día y lo puso aparte como día de descanso para el hombre(Patriarcas y Profetas, pág. 102).

LA CREACIÓN DEL HOMBRE
6.....Mientras muchas personas siguen hipótesis humanas, ¿qué afirmación clara e irrefutable provee la Palabra de Dios en cuanto al origen del hombre? ¿A qué conclusión podemos llegar cuando Adán no encontró una compañía idónea entre los animales?
Génesis 1:26, 27; 9:6.- (26) Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. (27) Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó(9:6) El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.
No existe fundamento alguno para la suposición de que el hombre llegó a existir mediante un lento proceso evolutivo de las formas bajas de la vida animal o vegetal. Tales enseñanzas rebajan la obra sublime del Creador al nivel de las mezquinas y terrenales concepciones humanas. Los hombres están tan resueltos a excluir a Dios de la soberanía del universo que rebajan al hombre y le privan de la dignidad de su origen. El que colocó los mundos estrellados en la altura y coloreó con delicada maestría las flores del campo, el que llenó la tierra y los cielos con las maravillas de su potencia, cuando quiso coronar su gloriosa obra, colocando a alguien para regir la hermosa tierra, supo crear un ser digno de las manos que le dieron vida. La genealogía de nuestro linaje, como ha sido revelada, no hace remontar su origen a una serie de gérmenes, moluscos o cuadrúpedos, sino al gran Creador. Aunque Adán fue formado del polvo, era el ‘hijo de Dios(Lucas 3:38)(Patriarcas y Profetas, pág. 25).

MANTÉN LAS TEORÍAS HUMANAS EN EL LUGAR ADECUADO
7.....¿Qué está escrito desde hace mucho tiempo, acerca de quienes aceptan imaginaciones novedosas e hipótesis humanas? ¿Qué nos ayudará a evitar caer como víctimas de fábulas?
2 Timoteo 4:1-4.- (1) Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, (2) que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. (3) Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, (4) y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.
Jesús no incluyó dentro de su enseñanza ciencia alguna de los hombres. Su enseñanza está llena de la verdad salvadora, grande y ennoblecedora, la cual no se puede comparar con las más elevadas ambiciones humanas y sus invenciones más destacadas. Sin embargo, cosas de menor trascendencia son las que llenan las mentes de los hombres. El gran plan de redención de una raza caída fue llevado a cabo en la vida de Cristo en carne humana. Este esquema de restaurar la imagen moral de Dios en la envilecida humanidad formó parte de cada propósito de la vida y carácter de Cristo. Su majestad no pudo mezclarse con la ciencia humana, la cual un día se desconectaría de la gran fuente de toda sabiduría. El tópico de la ciencia humana nunca se escapó de sus labios santificados(Fundamentals of Christian Education, pág. 408).
******
¿De cuántas fuentes se ha provisto Dios para aquellos que desean conocer la verdad?
¿Crees que la Biblia apoya la teoría evolucionista?
¿Cómo se debe considerar el ateísmo, la evolución, la evolución teísta y similares?