viernes, 22 de junio de 2018

Lección 25 | Él pudo haber sido liberado


"El Señor Jesús exige que reconozcamos los derechos de cada hombre. Los derechos sociales de los hombres, y sus derechos como cristianos, han de ser tomados en consideración. Todos han de ser tratados con refinamiento y delicadeza, como hijos e hijas de Dios. “El cristianismo hace un caballero de un hombre. Cristo era cortés, aun con sus perseguidores; y sus verdaderos discípulos manifestarán el mismo espíritu. Miremos a Pablo ante los gobernantes. Su discurso ante Agripa es una ilustración de la verdadera cortesía como también de la elocuencia persuasiva. El Evangelio no estimula la cortesía formal corriente en el mundo, sino la que brota de la verdadera bondad del corazón(Obreros evangélicos, pág. 129).

1.....¿Con qué plan maligno en mente pidieron los judíos a Festo traer a Pablo de Cesarea a Jerusalén para el juicio? ¿Consintió esto Festo?
Hechos 25:1-5.- (1) Llegado, pues, Festo a la provincia, subió de Cesarea a Jerusalén tres días después. (2) Y los principales sacerdotes y los más influyentes de los judíos se presentaron ante él contra Pablo, y le rogaron, (3) pidiendo contra él, como gracia, que le hiciese traer a Jerusalén; preparando ellos una celada para matarle en el camino. (4) Pero Festo respondió que Pablo estaba custodiado en Cesarea, adonde él mismo partiría en breve. (5) Los que de vosotros puedan, dijo, desciendan conmigo, y si hay algún crimen en este hombre, acúsenle.
Esto no era lo que los judíos querían. No habían olvidado su fracaso anterior en Cesarea. En contraste con la calma y los poderosos argumentos del apóstol, su propio espíritu maligno y sus acusaciones sin fundamento aparecerían en sus peores aspectos. De nuevo insistieron en que Pablo fuese traído a Jerusalén para ser juzgado, pero Festo se mantuvo firme en su propósito de concederle a Pablo un juicio justo en Cesarea. Dios en su providencia dirigió la decisión de Festo, para que la vida del apóstol fuese prolongada” (Los hechos de los apóstoles, pág. 342).

LA DEFENSA DE PABLO ANTE FESTO Y OTROS
2.....¿Qué dijo el apóstol cuando los judíos se presentaron en Cesarea para acusarle y pedir que sea ejecutado? ¿Qué expresó Festo después de oír la defensa del apóstol?
Hechos 25:10-12.- (10) Pablo dijo: Ante el tribunal de César estoy, donde debo ser juzgado. A los judíos no les he hecho ningún agravio, como tú sabes muy bien. (11) Porque si algún agravio, o cosa alguna digna de muerte he hecho, no rehúso morir; pero si nada hay de las cosas de que éstos me acusan, nadie puede entregarme a ellos. A César apelo. (12) Entonces Festo, habiendo hablado con el consejo, respondió: A César has apelado; a César irás.
“Una vez más, a causa del odio nacido del fanatismo y de la justicia propia, un siervo de Dios fue inducido a buscar protección entre los paganos… Entre muchos de los profesos seguidores de Cristo existe el mismo orgullo, formalismo y egoísmo, el mismo espíritu opresor, que reinaba en tan grande medida en el corazón de los judíos... En la gran crisis por la cual tendrán que pasar pronto, los fieles siervos de Dios encontrarán la misma dureza de corazón, la misma cruel determinación y el mismo odio implacable(Conflicto y valor, pág. 354).

3.....Posteriormente, ¿Qué dijo Festo al rey Agripa y Berenice cuando le visitaron en Cesarea? En contraposición a los judíos, ¿cuál era su opinión respecto a Pablo y su caso?
Hechos 25:13, 14, 25-27.- (13) Pasados algunos días, el rey Agripa y Berenice vinieron a Cesarea para saludar a Festo. (14) Y como estuvieron allí muchos días, Festo expuso al rey la causa de Pablo, diciendo: Un hombre ha sido dejado preso por Félix,… (25) Pero yo, hallando que ninguna cosa digna de muerte ha hecho, y como él mismo apeló a Augusto, he determinado enviarle a él. (26) Como no tengo cosa cierta que escribir a mi señor, le he traído ante vosotros, y mayormente ante ti, oh rey Agripa, para que después de examinarle, tenga yo qué escribir. (27) Porque me parece fuera de razón enviar un preso, y no informar de los cargos que haya en su contra.
“Y ahora Pablo, maniatado todavía, estaba ante la compañía reunida. ¡Qué contraste se presentaba allí! Agripa y Berenice poseían poder y jerarquía, y por eso eran favorecidos por el mundo. Pero estaban desprovistos de los rasgos de carácter que Dios estima. Eran transgresores de su ley, corrompidos de corazón y vida. Su conducta era aborrecida por el Cielo.
“El anciano preso, encadenado a los soldados que le servían de guardia, no tenía en su apariencia nada que indujera al mundo a rendirle homenaje. Sin embargo, en ese hombre aparentemente sin amigos ni riquezas ni elevada posición, y mantenido preso a causa de su fe en el Hijo de Dios, todo el cielo estaba interesado. Los ángeles eran sus asistentes. Si se hubiese manifestado la gloria propia de uno solo de estos resplandecientes mensajeros, la pompa y orgullo de la realeza habrían palidecido; el rey y sus cortesanos habrían sido postrados en tierra, como sucedió a los de la guardia romana que vigilaban el sepulcro de Cristo…
Festo se dio cuenta de que la cuestión en disputa se refería enteramente a las doctrinas judías, y que, aun en el caso de poder probarlas, no había en las acusaciones contra Pablo, nada que lo hiciera digno de muerte ni aun de prisión(Los hechos de los apóstoles, págs. 347, 343).

4.....¿Qué permitió hacer el rey Agripa II, hijo de Herodes Agripa I, al apóstol cuando compareció delante de él? ¿Fueron las palabras del apóstol sólo una defensa personal, o fueron realmente un mensaje inspirado para los oyentes?
Hechos 26:1, 6, 9, 19, 21, 22.- (1) Entonces Agripa dijo a Pablo: Se te permite hablar por ti mismo. Pablo entonces, extendiendo la mano, comenzó así su defensa:… (6) Y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres soy llamado a juicio;… (9) Yo ciertamente había creído mi deber hacer muchas cosas contra el nombre de Jesús de Nazaret;… (19) Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial,… (21) Por causa de esto los judíos, prendiéndome en el templo, intentaron matarme. (22) Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y a grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron que habían de suceder.
Pablo relató la historia de su conversión desde su empecinado descreimiento hasta que aceptó la fe en Jesús de Nazaret como el Redentor del mundo. Describió la visión celestial que al principio le había llenado de indescriptible terror, pero que después resultó ser una fuente del mayor consuelo: una revelación de la gloria divina, en medio de la cual estaba entronizado Aquel a quien él había despreciado y aborrecido, cuyos seguidores estaba tratando de destruir. Desde aquella hora Pablo había sido un nuevo hombre, un sincero y ferviente creyente en Jesús, gracias a la misericordia transformadora.
“Con claridad y poder Pablo repasó ante Agripa los principales acontecimientos relacionados con la vida de Cristo en la tierra. Testificó que el Mesías de las profecías ya había aparecido en la persona de Jesús de Nazaret. Mostró cómo las Escrituras del Antiguo Testamento habían declarado que el Mesías debía aparecer como un hombre entre los hombres; y cómo en la vida de Jesús se habían cumplido todas las especificaciones dadas por Moisés y los profetas. A fin de redimir un mundo perdido, el divino Hijo de Dios había sufrido la cruz, menospreciando la vergüenza, y había ascendido a los cielos triunfante de la muerte y el sepulcro(Los hechos de los apóstoles, pág. 348).

5.....¿Qué dijo Festo después de oír la maravillosa defensa del siervo de Dios? ¿A quién de los que estaban presentes apeló para probar la veracidad de su testimonio?
Hechos 26:24-27.- (24) Diciendo él estas cosas en su defensa, Festo a gran voz dijo: Estás loco, Pablo; las muchas letras te vuelven loco. (25) Mas él dijo: No estoy loco, excelentísimo Festo, sino que hablo palabras de verdad y de cordura. (26) Pues el rey sabe estas cosas, delante de quien también hablo con toda confianza. Porque no pienso que ignora nada de esto; pues no se ha hecho esto en algún rincón. (27) ¿Crees, oh rey Agripa, a los profetas? Yo sé que crees.
Todos habían escuchado extasiados el relato que hiciera Pablo de las cosas maravillosas que había experimentado. El apóstol se estaba espaciando en su tema favorito. Ninguno de los que le oían podía dudar de su sinceridad. Pero en medio de su persuasiva elocuencia fue interrumpido por Festo, que gritó: ‘Estás loco, Pablo: las muchas letras te vuelven loco’ ” (Los hechos de los apóstoles, pág. 349).

LA CONVICCIÓN DEL REY HERODES AGRIPA
6.....A diferencia de Festo, ¿cómo respondió el rey Agripa a la pregunta directa de Pablo?
Hechos 26:28, 29.- (28) Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano. (29) Y Pablo dijo: ¡Quisiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fueseis hechos tales cual yo soy, excepto estas cadenas!
Profundamente afectado, Agripa perdió por un momento de vista todo lo que le rodeaba y la dignidad de su posición. Consciente sólo de las verdades que había oído, viendo al humilde preso de pie ante él como embajador de Dios, contestó involuntariamente: ‘Por poco me persuades a ser Cristiano’ ” (Los hechos de los apóstoles, pág. 349).
Reyes y gobernantes fueron encantados por su raciocinio, y mientras que con celo y el poder del Espíritu Santo predicaba a Jesús y relataba los acontecimientos interesantes de su experiencia, se apoderaba de ellos la convicción de que Jesús era el Hijo de Dios. Mientras algunos se llenaban de asombro al escuchar a Pablo, uno exclamó: ‘Por poco me persuades a ser cristiano’. Sin embargo, la mayoría de los que le oyeron, pensaron que en algún tiempo futuro considerarían lo que habían oído. Satanás se valió de la demora y, por el hecho de que descuidaron la oportunidad cuando su corazón fue enternecido, la perdieron para siempre. Sus corazones se endurecieron(Primeros escritos, pág. 207).

7.....¿Cuál fue la decisión final de la corte después de oír la experiencia de conversión de Pablo y el mensaje del evangelio? ¿Cómo fue posible para los judíos afirmar que Pablo era digno de muerte cuando la corte determinó que podría haber sido puesto en libertad?
Hechos 26:30-32.- (30) Cuando había dicho estas cosas, se levantó el rey, y el gobernador, y Berenice, y los que se habían sentado con ellos; (31) y cuando se retiraron aparte, hablaban entre sí, diciendo: Ninguna cosa digna ni de muerte ni de prisión ha hecho este hombre. (32) Y Agripa dijo a Festo: Podía este hombre ser puesto en libertad, si no hubiera apelado a César.
“Aunque Agripa era judío, no sentía el celo fanático ni el prejuicio de los fariseos. ‘Podía este hombre ser suelto –dijo a Festo– si no hubiera apelado a César’. Pero como el caso había sido remitido al tribunal superior, estaba fuera de la jurisdicción de Festo o de Agripa(Los hechos de los apóstoles, pág. 350).
“Sin embargo, dos años más tarde, el resultado de los procesos de aquel día salvaron la vida tan preciosa para la causa de Dios. Festo, al descubrir que su propio juicio sobre el caso, basado en la justicia romana, era defendido desde un punto de vista judío por el protector del templo, envió una carta al emperador, diciendo que ninguna acusación legal podía encontrarse en contra del prisionero. Y Nerón, cruel e inescrupuloso como era, no se atrevió a ejecutar a quien Lisias, Félix, Festo y Agripa declararon inocente, y a quien incluso el Sanedrín no pudo condenar(Sketches from the Life of Paul, pág. 260).

PARA UN ESTUDIO ADICIONAL
“Oídlo en el tribunal de Festo, cuando el rey Agripa, convencido de la verdad del Evangelio, exclama: ‘Por poco me persuades a ser cristiano’. Con qué gentil cortesía le responde Pablo, señalándole su cadena: ‘¡Quisiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fueseis hechos tales cual yo soy, excepto estas cadenas!’ ” (La educación, pág. 67).
“Todos deben tener algo que decir en favor del Señor, porque al hacerlo serán bendecidos.
En un libro de memoria se escribe lo referente a aquellos que no abandonan sus asambleas, sino que hablan a menudo unos con otros. El pueblo remanente ha de vencer por la sangre del Cordero y la palabra de su testimonio... No hemos de reunirnos para permanecer en silencio; los únicos recordados por el Señor son los que se congregan para hablar de la gloria y honra de él así como de su poder; sobre los tales descansará la bendición de Dios, y serán refrigerados” (Primeros escritos, págs. 114, 115).
“Debiéramos aprovechar cada oportunidad de colocarnos en el canal de las bendiciones.... Las convocatorias de la iglesia como congresos, asambleas locales y todas las ocasiones en que se puede realizar obra personal en favor de las almas, son oportunidades señaladas por Dios para derramar la lluvia temprana y tardía” (La fe por la cual vivo, pág. 248).